domingo, 14 de noviembre de 2010

HERMOSOS POEMAS DE AMOR.


Tus manos son mi caricia


mis acordes cotidianos



te quiero porque tus manos



trabajan por la justicia

si te quiero es porque sos



mi amor mi cómplice y todo



y en la calle codo a codo



somos mucho más que dos

tus ojos son mi conjuro



contra la mala jornada



te quiero por tu mirada




TE QUIERO




que mira y siembra futuro

tu boca que es tuya y mía



tu boca no se equivoca



te quiero porque tu boca



sabe gritar rebeldía

si te quiero es porque sos



mi amor mi cómplice y todo



y en la calle codo a codo



somos mucho más que dos

y por tu rostro sincero



y tu paso vagabundo



y tu llanto por el mundo


porque sos pueblo te quiero



y porque amor no es aureola



ni cándida moraleja




y porque somos pareja



que sabe que no está



sola

te quiero en mi paraíso



es decir que en mi país



la gente viva feliz



aunque no tenga permiso

si te quiero es porque sos



mi amor mi cómplice y todo



y en la calle codo a codo



AMOR MÍO, MI AMOR...



Amor mío, mi amor, amor hallado


de pronto en la ostra de la muerte.




Quiero comer contigo, estar, amar contigo,



quiero tocarte, verte.

Me lo digo, lo dicen en mi cuerpo



los hilos de mi sangre acostumbrada,



lo dice este dolor y mis zapatos



y mi boca y mi almohada.

Te quiero, amor, amor absurdamente,



tontamente, perdido, iluminado,



soñando rosas e inventando estrellas



y diciéndote adiós yendo a tu lado.

Te quiero desde el poste de la esquina,



desde la alfombra de ese cuarto a solas,



en las sábanas tibias de tu cuerpo



donde se duerme un agua de amapolas.

Cabellera del aire desvelado,



río de noche, platanar oscuro,


,
colmena ciega, amor desenterrado,

voy a seguir tus pasos hacia arriba,



de tus pies a tu muslo y tu costado.



SI TÚ ME OLVIDAS



Quiero que sepas


una cosa.




Tú sabes cómo es esto:




si miro



la luna de cristal, la rama roja


 
del lento otoño en mi ventana,


 
si toco



junto al fuego 



la impalpable ceniza



o el arrugado cuerpo de la leña, 



todo me lleva a ti


como si todo lo que existe,



 
aromas, luz, metales,


 
fueran pequeños barcos que navegan 



hacia las islas tuyas que me aguardan.

Ahora bien,



si poco a poco dejas de quererme



dejaré de quererte poco a poco.

Si de pronto



me olvidas



no me busques, 



que ya te habré olvidado.

Si consideras largo y loco



el viento de banderas



que pasa por mi vida



y te decides



a dejarme a la orilla



del corazón en que tengo raíces,



piensa



que en ese día,



a esa hora



levantaré los brazos



y saldrán mis raíces



a buscar otra tierra.

Pero



si cada día,



cada hora



sientes que a mí estás destinada 



con dulzura implacable. 



Si cada día sube


 
una flor a tus labios a buscarme, 



ay amor mío, ay mía,


 
en mí todo ese fuego se repite,


 
en mí nada se apaga ni se olvida,


 
mi amor se nutre de tu amor, amada, 



y mientras vivas estará en tus brazos 



sin salir de los míos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LLUVIA DE AMOR