Buscar este blog

viernes, 20 de enero de 2012

LAS PALABRAS EN MOMENTOS DE CÓLERA. MATAN EL AMOR.



Cuando el diálogo se acaba, se alteran los pensamientos y nacen palabras hirientes que envenenan el alma, causando distanciamiento y agonía y muerte en una relación de cualquier tipo y mas aún en una relación  de amor.
Lo sentimientos no se garantizan, siempre se falla cuando menos se espera, debería existir un pacto de amor al iniciar una relación. Esto evitaría sufrimientos innecesarios en el transcurso del tiempo. Deberían existir palabras clausuradas en el mismo, así como prohibición de acciones que dañen a una de las partes. Un pacto que proteja al amor de nosotros y nuestras malas decisiones.
Cada vez vemos con tristezas matrimonios que de tan bellas y excitantes historias se quedan sin nada. Siempre un desacuerdo, una mala acción, una decisión equivocada deja que la desavenencia gane a lo importante el amor… Si los enamorados hicieran un pacto de no dañar lo que sienten, al igual que un compromiso de integridad de sentimientos, que nos obligue a guardar silencio cuando lo que se va a decir en un momento de desacuerdo sólo ocasionará daño al otro…
En esos momentos nos ciega la rabia y decimos cualquier cosa que nos permita defendernos del otro sin importarnos lo que causamos. Es sólo cuando nos calmamos y recapacitamos que nos damos cuenta de cuánto daño hemos causado a quien tanto amamos, son pocos los que reconocen su falla y tienen valor para pedir perdón.


Lo que es verdad es que cada vez que esto sucede se están haciendo grietas en el corazón cada vez más profundas, estas mismas grietas se reviven al volver a sentir dolor. Es ahí el problema: por cada daño al corazón se van inutilizando los sentimientos, el amor y la convivencia al punto de matarlo. Vamos acarreando cada vez con más frecuencia estas culpas, atropellamos lo que más queremos y no convertimos en asesinos de sentimientos, situación donde siempre el que más se perjudica somos nosotros mismos.

He aquí donde entra mi idea del pacto de amor para evitar estos daños irreparables he irreversibles en una relación… Eso de que se perdona pero no se olvida es un hecho real y lo peor es que se van alimentando estas penas con los nuevos acontecimientos que se dan en la convivencia, llevamos a lo inevitable la muerte del amor…

Para sostener una relación en el tiempo, es recomendable estudiar sobre el amor y sus complementos en compañía del ser amado y mantener una constante relación espiritual con Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LLUVIA DE AMOR

BIENVENIDOS A MIS BLOGS... Y GRACIAS POR SU VISITA

INTERPRETACIÓN DE LOS SUEÑOS.

Seguidores

Gracias popr estar aquí y compartir